Previous Next

Los colores y la ternura invadieron la pasarela

La jornada arrancó con la argentina Silvia Militello. Quien presentó una colección de accesorios en materiales nobles como el oro, plata e incluso perlas brillantes. La colección está pensada para todo tipo de mujeres y toma inspiración del icono de la moda de los años 60, Grace Kelly, esta colección utiliza líneas muy simples, finas y elegantes. El objetivo de la diseñadora es que sus productos sean accesibles para todo público y cambiar la idea de que una joya con dichas características es imposible de pagar.

 

Parece que el talento boliviano suele ser mas apreciado fuera del país que dentro, eso es lo que cuenta Gustavo García. Este diseñador sucrense participó en el reality Project Runway Latino América y desde entonces gano alto reconocimiento en países como México y Venezuela. Enfocado siempre en diseñar para mujeres que deseen estar cómodas, elegantes y con un toque bohemo, Gustavo presentó una colección con siluetas de los años 70´s y  80´s  pero con un giro moderno.  Está inspirada en las vasijas antiguas que son pintadas a mano que muestran muchas flores y encaje.

 

Heidy Estrada y la marca española Agatha Ruiz de la Prada presentaron colecciones para niños. Agatha presentó una colección enfocada en niñas de 2 años en adelante, mientras que Heidy incluyó en su pasarela niñas y niños un poco más grandes. Trabajar con niños es un experiencia totalmente distinta dice Tristán, hijo de Agatha Ruiz de la Prada. Los niños no tienen tapujos y se muestran tal y como son, pero al ser niños también les encanta jugar y en momentos hay que controlar eso. Agatha Ruiz de la Prada se caracteriza por el color, la alegria y comodidad en sus diseños, eso es lo que a los niños les gusta y desean vestir. En algunos casos también es algo que a los padres les gusta. Muchas veces un adulto se enamora de alguna prenda, pero como no se atreve a utilizarla, la compra para el hijo y de alguna manera su deseo se satisface. Una lección que debemos aprender de los más pequeños, es dejar de tener vergüenza de todo y atrevernos a hacer las cosas por gusto.

 

Uno de los cuadros que llamó la atención por sus llamativos colores fue la de Eduardo Limpias. Este cruceño presentó una colección inspirada en Alicia en el País de las Maravillas. Una colección muy juguetona muy alegre y con muchos estampados. Eduardo en este primer show de la noche se enamoró de los niños y sin duda alguna planea trabajar con ellos. El amor de este diseñador por ellos es tan grande que no solo piensa trabajar con ellos, sino que los ayuda participando en un comedor para niños. Él piensa que mediante la moda se puede ayudar a los más pequeños.

 

Alguien que impactó y rompió esquemas esta noche fue el diseñador italo-suizo Giovanni Lo Presti. Celebrando sus quince años en la industria se inspiró en la mujer siciliana y una tradición del lugar, cuando una mujer siciliana pierde al esposo debe cubrirse totalmente de negro y es por eso que muchas de ellas utilizan encaje. Esta colección utiliza la tradición, la moderniza y se divierte con la mente y la sensualidad porque es un juego entre lo que se ve y lo que no se deja ver a través de los encajes y  transparencias. Mientras no se caiga en lo vulgar y la mujer se sienta cómoda todo vale en esta industria.

 

Una de las pocas colecciones de varón vino de la mano de Daniel Rua quien se especializa en moda masculina porque piensa y sabe que aún hay mucho que explorar en este territorio. Daniel se inspiró en el rock  que surge desde los años 50. Éste género dió mucho de que hablar en esa epoca y la industria de la moda se inspiró bastante en la rebeldía de su vestimenta, por lo mismo, aun hay prendas que todavía se utilizan sin alteraciones.

 

El blanco y negro vistieron de gala la pasarela con trajes del diseñador Daniel Parada y su colección Bipolar. Daniel se inspiró en la mujer y todos sus contrastes. Mostró en sus diseños bordados rígidos que representan la firmeza y en ocasiones enojo de una mujer combinado con encajes que son representativos de la delicadeza.

 

Como penúltimo cuadro la cruceña Marioly  Cruz presentó una colección de ropa para perros con su marca Doguister. El desfile enterneció y entretuvo al público de manera singular. Se mostró una gran gama de vestuarios que denotan la creatividad de la diseñadora.

 

Dejando de lado por completo el color negro, Agatha Ruiz de la Prada deslumbró al publico por segunda vez, en esta ocación con una colección para mujeres. La marca tiene una estética muy bien definida, los colores, la diversion y la alegria siempre estan presentes en cada pasarela que pisan, es por eso que su colección era muy “Agathista”como dicen Tristan y Cosima, hijos de Agatha. Comentan que uno de los grandes retos que tiene la marca es hacer que la mujer latinoamericana se vista de manera más cómoda porque pareciera que está muy acostumbrada a sufrir para verse bien y no debería ser así. Por otro lado, tambien se esfuerzan por hacer que la mujer europea apueste por el color.

Asi concluyó la segunda noche de Bolivia Fashion Week, los perritos y niños se robaron el cariño del público y propuestas tan frescas y llamativas como las de Giovanni lo Presti y Agatha Ruiz de la Prada dejaron a todos con ganas de más.

BoliviaMag
BoliviaMag
Derechos Rervados © 2017 - Bolivia Fashion Week. Design by Enable .